Autoadhesivos de Vinilo

Autoadhesivos de Vinilo

Disponemos de todas la gamas de colores del mercado, incluidos acabados metálicos, fluorescentes, luminiscentes, reflectivos, transparentes, translúcidos, etc.

  • No límite de cantidad.
  • No hay límite de forma.
  • No hay límite de tamaño.
  • No hay límite de colores.

colores vinilo

 

El vinilo es procesado un ploter de corte de alta calidad, obteniendo unos acabados perfectos.

Usamos vinilos de muy alta resistencia tanto en duración del color como en el paso del tiempo y condiciones meteorológicas.

 

Hay una amplia gama de vinilos con sus correspondientes garantías de durabilidad, para que usted selecione la que mejor se adapte a sus necesidades.

 

Colocación de vinilo

El grafismo va pegado en un papel especial tratado con silicona (soporte) y cubierto con un papel o plástico semitransparente (transportador). La función del transportador es mantener las diferentes piezas del vinilo en su sitio para que puedas pegarlas.

 

Para colocar el grafismo hay que despegar el transportador del papel soporte. El grafismo debe quedarse en el transportador. En caso contrario, coloca el grafismo sobre una superficie plana con el transportador hacia abajo.

 

Debes estar viendo los logotipos de la marca del papel soporte. Repasa con la espátula, presionando bien todo el grafismo, para que el vinilo se adhiera perfectamente al transportador.

 

Hay dos métodos de aplicación del vinilo, en seco o húmeda. El método a utilizar depende del material, tamaño y complejidad del grafismo a aplicar. Sea cual sea el método, la superficie debe estar limpia, sin grasas ni siliconas. Limpiar bien la superficie si es necesario.

 

Aplicación en seco

Colocar el transportador con el grafismo sobre la superficie. Aplique presión firmemente con la espátula comenzando en el centro y trabajando hacia el exterior del grafismo, la presión debe ser homogénea sobre todo el grafismo.

 

Retirar lentamente el transportador, dejando el grafismo en su posición final. Aplicar presión con la espátula directamente sobre el grafismo con el fin de garantizar su perfecta adhesión.

 

Aplicación húmeda

Esta técnica ayuda a eliminar burbujas de aire cuando se aplican grandes masas de vinilo. Tambien permite reposicionar el grafismo varias veces.

 

Mezclar agua tibia con una pequeña cantidad de detergente sin encimas (1 gota por litro de agua). Humedezca ligeramente con un spray fino tanto el adhesivo como la superficie.

 

Coloque el grafismo deslizándolo hasta alcanzar la posición correcta. Compruebe que está perfectamente adherido, sin bolsas, y comienza a repasar con la espátula, del centro hacia los bordes, hasta que salga toda el agua y no queden burbujas de aire. Hazlo suavemente al principio, y con mas fuerza a medida que vaya pegando.

 

Dejar secar (30 a 60 minutos dependiendo de la temperatura/humedad) y retire lentamente el transportador, dejando el grafismo en su posición final. Aplicar presión con la espátula directamente sobre el grafismo con el fin de garantizar su perfecta adhesión.

 

Aplicación a bajas temperaturas

Los vinilos no se adhieren bien si la temperatura es inferior a la temperatura mínima de aplicación recomendada y debe tenerse en cuenta que todos los adhesivos necesitan un tiempo de curado a una temperatura media.

 

Para obtener los mejores resultados, siga los siguientes consejos:
Asegúrese de que se ha calentado la superficie, con un secador de pelo o un decapador, muy por encima de la temperatura mínima de aplicación recomendada.

 

Siempre que sea posible el grafismo se debe mantener caliente durante 24 horas con el fin de que el adhesivo se cure. Si no fuese posible como en el caso de un vehículo, éste no debe ser lavado durante unos días.

 

Si la aplicación es húmeda, un poco de alcohol mezclado con el agua jabonosa ayudará a que se seque antes.

 

Aplicación sobre remaches

Una vez que hemos aplicado el vinilo sobre la superficie y retirado el papel siliconado, iremos presionando con la espátula desde el exterior al remache, intentando llevar la bolsa de aire lo más cerca del mismo, cuando tengamos la bolsa de un tamaño aproximado de 3 cm. más o menos, pincharemos con una aguja alrededor del remache (4 o 5 pinchazos), empujaremos el aire sirviéndonos del dedo pulgar.

 

vinilo remaches

 

Para finalizar, utilizando un secador o generador de aire caliente y nuestra espátula presionaremos el vinilo alrededor del remache, ahora con el cutter cortaremos alrededor del remache para dejarlo libre.

 

Aplicación sobre cavidades

En caso de que haya una cavidad, una vez aplicado el vinilo y separado el transportador, calentaremos el vinilo por medio de un secador o generador de aire caliente (a temperatura de 250° máximo) con movimientos rápidos, teniendo precaución de no quemar el vinilo.

 

Presionaremos con el pulgar sobre el vinilo para adherirlo al centro de la cavidad, volveremos a dar calor y de nuevo con el dedo presionaremos el vinilo contra las paredes, una vez terminado este paso, con la espátula presionaremos firmemente sobre toda la superficie (podemos envolver la espátula con un pañito de fieltro para no rayar la superficie del vinilo).

 

vinilo cavidades

 

Por último y para ayudar a que el adhesivo fije totalmente volveremos a dar calor sobre la superficie total del vinilo.

 

Para este tipo de situaciones el mejor vinilo que se adapta son los conformables o los de fundición.

 

  • Substratos que requieren precaución:
    • Superficies que puedan ser dañadas al aplicar adhesivo acrílico.
    • Plásticos flexibles como pancartas de PVC o superficies con capas de pintura en malas condiciones.
    • Superficies que reaccionan con la atmósfera como cobre, plata y latón, cristal de gafas...

 

  • Substratos con adherencia no satisfactoria:
    • Superficies de baja energía como PTE, poliolefinas no tratadas, superficies con silicona, grasientas o enceradas, superficies tratadas para la corrosión.
    • Superficies rugosas con poco contacto con la superficie como madera, lacados, corcho, espuma.
    • Superficies con polvo tales como paredes enyesadas.
    • Superficies con tendencia a desprender gases (materiales no curados) producen burbujas en el vinilo una vez aplicado como policarbonato, algunos acrílicos, fibra de vidrio...

 

® AtinaMedia Iberbanda.